Tramos Sugeridos

Contenido

Tramos Sugeridos

Tramos Sugeridos 1 - De Cunco a Curarrehue, por Reigolil Si viene bajando desde el norte, desde el Circuito Araucanía Andina, la ciudad de Cunco es la puerta de entrada de este tramo . El recorrido refleja la esencia aventurera de la Ruta Escénica, por caminos más ásperos, pero que regalan paisajes espectaculares: lagos cristalinos, cumbres nevadas y bosques exuberantes, que todavía permanecen ocultos para el gran turismo. Hay que salir de Cunco por la Ruta S-75, cruzar el río Allipén (km 5,5) y, en vez de tomar el desvío hacia Pedregoso (km 8,3), seguir a Puerto Puma, en el extremo noroeste del lago Colico, uno de los menos visitados de este circuito. Antiguo puerto maderero, aquí funciona un popular camping y balneario. La ruta sigue bordeando el lago por el norte, con algunas lindas vistas. En el kilómetro 29 se cruza el puente sobre el río Trafanpulli, donde sale un desvío que en 4 km conduce a la playa del mismo nombre. Allí se encuentra unos de los pocos camping equipados para recibir casas rodantes (www.campingtrafanpulli.cl). Retomando el camino, el próximo hito es llegar al borde norte del lago Caburgua, donde está Playa Negra, de suelo pedregoso y abundante sombra. La vista desde aquí es espectacular: abarca todo el lago y tiene como fondo la silueta del volcán Villarrica. En el kilómetro 60 desde el inicio sale un desvío a la derecha que llega, en tres kilómetros, a las termas de San Sebastián, por un camino de ripio que bordea el Río Blanco. Cuentan con piscina al aire libre, tinas individuales talladas en troncos de madera y hot tubs, además de camping y cabañas. El entorno boscoso que rodea a este lugar es impresionante (www.termassansebastian.cl). Siguiendo por la Ruta S-75, en el kilómetro 69 desde el inicio hay otra vista notable hacia el volcán Sollipulli, en el sector llamado Torre Cochor, una auténtica torre montañosa, con una planicie arriba, tapizada de bosques. En la cima tiene una laguna rodeada de araucarias. Hay un sendero privado de acceso peatonal hasta este desconocido lugar de la Araucanía Lacustre. Una vez que se llega a Reigolil (km 80) -pequeña y remota localidad casi pegada a la frontera con Argentina que cuenta con algunos servicios básicos- la idea es seguir bajando hacia el sur por el fondo del valle, bordeando la frontera. Reigolil es también el punto de partida de excursiones a caballo que van al volcán Sollipulli o la desconocida laguna Huesquefilo, ambos pertenecientes a la Reserva Nacional Villarrica, las que son guiadas por comunidades mapuche. En el camino aparecerán pequeños caseríos y varias pasarelas que cada ciertos tramos van cruzando el río Maichín y son la conexión para las comunidades que viven al otro lado de la ruta. En el kilómetro 96, una escala esencial es el Salto de Malalco, espectacular cascada que se descuelga de una cornisa de basalto desde unos 90 metros, formando un gran pozón. Se puede acceder caminando previa consulta a los lugareños. El final propuesto de esta ruta es la localidad de Curarrehue, que será descrita en el tramo 3 de esta guía. 2 - De Cunco a Villarrica Desde Cunco se debe tomar la Ruta S-75 y luego la Ruta R-662 hacia el sur, hasta el sector San Pedro y Pitrunco, donde hay incipientes proyectos de agrocamping, a cargo de pobladores mapuche. Luego hay que cruzar el río Curaco y decidir: se puede doblar hacia la izquierda, para bajar hacia el sur por la Ruta S-507, vía sector de Quelhue, o doblar a la derecha por esta misma ruta, bordeando el río Curaco, hasta cruzarse con la Ruta S-69. Ambos son caminos de ripio, inmersos en un paisaje rural muy poco transitado, y conducen al villorrio de Pedregoso. En ciertos sectores, pocos, se tienen algunas vistas al lago Huilipilún. Desde Pedregoso, siguiendo por la S-69 hacia el sur, restan 55 km de ripio hasta la ciudad de Villarrica. 3 - De Villarrica al Paso Mamuil Malal, por Pucón y Curarrehue Este es el trayecto principal que articula la Araucanía Lacustre. Desde Villarrica, la primera parte es la Ruta Internacional CH-199, que conduce en 24 km hasta la ciudad de Pucón, bordeando el lago Villarrica (aunque en pocos sectores se tienen vistas, pues está tapado por arbustos, hoteles y predios particulares). Pucón es el epicentro turístico de toda esta zona. Aquí, la oferta de alojamiento, restaurantes y servicios turísticos es realmente grande (Más información en la Oficina de Turismo de la Municipalidad de Pucón. Av. Bernardo O’Higgins 483; tel. 45 / 229 3002). Pucón creció como destino turístico a comienzos del siglo XX, con la construcción por parte del Estado del Gran Hotel Pucón, en 1934. El camino costero desde Villarrica se hizo en 1940, y luego, a partir de los años 70, se mejoraron las conexiones con la zona del lago Caburgua, Huife, Curarrehue y Lican Ray. Pucón ha tenido un crecimiento explosivo, que continúa hasta hoy. Los sitios más emblemáticos para visitar son La Poza del lago Villarrica, donde está el puerto de lanchas, y Playa Grande, de arena fina oscura, muy concurrida en verano. Muy famoso también famoso es el Casino, que funciona en el Hotel Enjoy (ex Gran Hotel Pucón). El hotel está frente a la bella Plaza de Armas, de rediseño reciente y estilo moderno, con jardines bien cuidados y estatuas de madera de personajes ícono de la cultura mapuche. Considerada “la capital chilena del turismo aventura”, una treintena de agencias de viaje en la ciudad ofrecen las distintas actividades por la zona: trekking, cabalgatas, escalada, buceo, rafting en los ríos Trancura y Liucura y ascensos al volcán Villarrica, entre muchas otras. Pucón es la puerta de entrada al Parque Nacional Villarrica: a solo 9 km de la ciudad está el control de acceso al Sector Rucapillán, el principal del parque, por donde se llega al Centro de Esquí Pucón, con 6 andariveles y la posibilidad de esquiar con vista al lago Villarrica (www.skipucon.cl); y al Parque Cuevas Volcánicas, que permite explorar las cámaras subterráneas del volcán, a través de recorridos guiados (www.cuevasvolcanicas.cl). Más allá de estas visitas, el ascenso al volcán Villarrica es, sin duda, una experiencia imperdible: se trata de un ascenso sostenido de 6 horas, que conduce hasta el cráter mismo, ubicado a 2.847 metros de altura. En el trayecto hay que pasar por zonas de nieve, por lo que hay que utilizar crampones. Por seguridad, la excursión solo puede hacerse con guías especializados. Saliendo de Pucón por la Ruta CH-199, en 19 km se llega a un desvío a la derecha que conduce a las Termas de Palguín y Coñaripe (descrito en Tramo 7). A la altura del kilómetro 27 sale otro desvío señalizado a la izquierda, que conduce a los centros termales Trancura (www.termastrancura.com) y San Luis (www.termasdesanluis.cl). Otro camino señalizado en este lugar lleva a las termas de Montevivo (www.montevivo.cl) y Menetúe (www.menetue.com). Todas cuentan con buena infraestructura. Si no se toma el desvío, en el kilómetro 35 se llega a las Termas Curarrehue, que cuenta con aguas ionizadas como característica (www.termascurarrehue.cl). Un kilómetro más adelante se entra a la localidad de Curarrehue, que ha tenido un interesante desarrollo de alojamientos, restaurantes y actividades que han potenciado la cultura mapuche de la zona. Aquí destaca la Aldea Intercultural Trawupeyüm, que exhibe una interesante muestra histórica y fotográfica de este pueblo originario. También, desde este pueblo se puede ir a las sencillas Termas de Ancamil, con 8 pozones, uno de ellos en una caverna natural; y a las Termas de Panqui (www.panqui.cl), que tiene 4 piscinas a cielo abierto y unas particulares carpas tipo sioux como alojamiento rústico. Están a 17 km de Curarrehue, por el camino que sale hacia el norte y que se recomienda solo para vehículos con doble tracción, sobre todo después de la lluvia. Saliendo de Curarrehue por la Ruta Internacional, el camino se vuelve un bello espectáculo natural, pues regala vistas hacia cerros como Las Peinetas (1.400 m), fácilmente reconocible por su formación rocosa dentada, y el volcán Quinquilil, también llamado Colmillo del Diablo (2.052 m). Existe un sendero que permite acercarse a su base. En el kilómetro 58 desde Pucón se llega al Sector Puesco del Parque Nacional Villarrica, donde hay un pequeño centro de información ambiental. Es, sin duda, una de las zonas más bellas y salvajes del parque. Desde este sector comienzan varios senderos, como el Sendero Puesco, una ruta corta y plana que recorre la ribera sur del río Puesco, con la posibilidad de ver aves como el chucao y martín pescador. En el kilómetro 68 se llega al precioso Lago Quilleihue, que es un espectáculo sobre todo en otoño, cuando los bosques caducifolios que lo rodean se tiñen de rojo, amarillo y naranjo. Hay un sendero interpretativo de baja dificultad y, al otro extremo del lago, está el comienzo del espectacular sendero Lagos Andinos, que permite acceder a hermosas lagunas altoandinas formadas por erupciones volcánicas y deshielos de la era glaciar, con vistas notables al volcán Lanín (3.747 m). Precisamente, la silueta del Lanín, que tiene una parte en Chile y otra en Argentina, acompaña la parte final de este recorrido. En el kilómetro 74 llega al Complejo Fronterizo Mamuil Malal, que conduce a San Martín de los Andes, Argentina (Más información en tel. 45 / 296 8126; www.pasosfronterizos.gov.cl). 4 - De Villarrica al lago Caburgua y Parque Nacional Huerquehue El objetivo en este tramo es conocer dos de los grandes atractivos de la Araucanía Lacustre: primero, el lago Caburgua, que tiene una de las mejores playas de la zona y es famoso por ser el sitio donde veranean algunas connotadas figuras de la elite política chilena; y segundo, el Parque Nacional Huerquehue, un diamante en bruto para los aficionados al trekking, pues esconde senderos que llevan a lagunas de altura, bosques de araucarias y miradores de gran belleza. Desde Villarrica hay que llegar a Pucón (ya descrito en tramo 3) y luego seguir por el camino internacional. Pasado el puente sobre el río Trancura, hay que seguir por la izquierda, hacia el lago Caburgua (Ruta S-905), pues el camino internacional dobla a la derecha hacia Curarrehue (está todo muy bien señalizado). Luego, hay que continuar por allí (sin desviarse por el camino que va a las Termas de Huife, ver tramo 5). En el kilómetro 21 desde el inicio aparecerá una bifurcación: el camino de la izquierda conduce hacia el lago Caburgua. El de la derecha va hacia el sector de Paillaco y el Parque Nacional Huerquehue. Siguiendo por la izquierda, se llega al sector de Quetroleufu, donde está el desvío hacia las Termas de Liucura, con piscina techada a orillas del río, zona de camping y cabañas (cel. 9 / 9788 4687; termas-liucura.webnode.cl). Más adelante aparece señalizado al acceso hacia los Ojos del Caburgua, un lugar de gran belleza y atracción turística imperdible. Se trata de una serie de pozones de agua de profundo color azul, inmersos en un entorno boscoso, formado por el desagüe subterráneo del lago Caburgua. Hay pasarelas y miradores para apreciar el espectáculo, en un paseo perfecto para hacer con niños. Volviendo al camino se llega finalmente al lago Caburgua, una de los balnearios más fotogénicos de la región. Con 5.700 ha de superficie, tiene una playa de arena blanca y un pequeño centro urbano recientemente remozado, con costanera y ciclovía. Desde Pucón, de hecho, se puede llegar a Caburgua en bicicleta, un paseo atractivo y recomendable. Volviendo al kilómetro 21, si se toma el desvío a la derecha, un camino de ripio en buen estado conduce en subida hacia el Parque Nacional Huerquehue, que tiene como gran atractivo sus lagunas andinas, rodeadas de bosques de coigües y araucarias. La entrada es por el lago Tinquilco, un precioso lugar para ir por el día desde Pucón. Hay diversos senderos bien señalizados, de hasta dos días de duración. Uno de los principales es Los Lagos, con 8,8 km de recorrido. Más información al cel. (9) 6157 4089; Conaf.cl 5 - De Villarrica a las termas del río Liucura Las termas del río Liucura son una de las grandes atracciones turísticas de la Araucanía Lacustre. Se trata de una serie de centros termales, de distinta infraestructura, a los que se accede desviándose por la Ruta S-907 (Camino a Huife). Desde Villarrica o Pucón, hay que tomar la ruta a Caburgua y luego el camino señalizado a Huife. Luego de pasar el puente Coilaco aparece Villa San Pedro. Un kilómetro más allá se llega a la localidad de Pichares, donde está el acceso principal del Santuario El Cañi, una reserva privada de 500 ha cuyo objetivo es la conservación de los bosques de araucarias. En este lugar hay senderos autoguiados y rutas de hasta dos días, y zonas de camping (www.santuariocani.cl). La Ruta S-907 se adentra en el valle del río Liucura y conduce a las Termas Peumayén (www.termaspeumayen.cl), un parque ecológico con buen restaurante, alojamiento y piscina colectiva; luego a las Termas Quimey-Co (www.termasquimeyco.com), con tres piscinas –techada, semi cerrada y al aire libre-, servicios de cafetería y spa; más adelante a las Termas Huife (www.termashuife.cl), con mayor infraestructura y un moderno spa; y finalmente a las Termas Los Pozones, mucho más rústicas, con pozones diseñados en piedra bolón, a diferente temperatura. En todas estas termas, lo recomendable es combinar los baños de agua caliente con otro de agua fría, que puede hacerse en el mismo río Liucura, que siempre se escucha corriendo de fondo. 6 - De Palguín a Coñaripe Espectacular tramo que atraviesa el Parque Nacional Villarrica, pasando por bosques de coigües y araucarias, bellos saltos de agua y centros termales. Es un enlace posible entre el circuito Araucanía Lacustre con Sietelagos. En el camino hay zona de picnic, guarderías de Conaf y el acceso al sendero hacia el glaciar Pichillancahue, del volcán Villarrica. Atención: aunque a veces presenta mejorías, hay un breve tramo después de las termas de Palguín que solo se recomienda para vehículos 4x4. Infórmese antes de salir. Saliendo de Pucón por la Ruta CH-199 hacia el este, en 19 km se llega a un desvío a la derecha, que conduce a las Termas de Palguín. El camino es de ripio en buen estado hasta las termas. En el kilómetro 9 aparecen dos grandes cascadas: el Salto de la China, con una caída de 73 metros de altura, y el Salto del León, con una altura aproximada de 90 metros. El lugar está rodeado de exuberante vegetación nativa, con especies como roble, raulí, cipreses y ulmos. También es posible observar el copihue, la flor nacional de Chile. Tras los saltos aparece la entrada a las Termas de Palguín (tel. 45 / 244 1968), histórico centro termal con aguas de origen volcánico, con temperaturas que fluctúan entre 36 y 52 grados Celsius. Cuenta con piscina al aire libre, 15 pozos termales que se mantienen en casetas de madera y cemento, cinco tinas de agua a 35 grados y hotel. En el kilómetro 17 está la guardería Quetrupillán de CONAF, en el Parque Nacional Villarrica. Hay presencia permanente de guardaparques y baños públicos. Por este sector pasa el gran sendero Villarrica Traverse, notable aventura de 5 días que atraviesa toda esta área protegida y que todavía permanece como uno de los secretos de la región. El kilómetro 23 de la ruta se distingue por la presencia de una Araucaria araucana de más de 40 metros de altura. A sus pies se encuentran unas bancas especialmente instaladas para contemplar su magnitud y las particulares formas arrugadas de su corteza, que se asemejan a una gran pata de elefante. También hay una mesa de picnic, en un entorno muy agradable para detenerse. Avanzando 500 metros se llega a la Guardería Chinay del Parque Nacional Villarrica, última estación con guardaparques antes de llegar a Coñaripe. Aquí ya se pasó el límite de la Región de la Araucanía y se está en la Región de Los Ríos (y por ende, oficialmente en el Circuito Sietelagos). Hay baños, un mapa del parque y una hermosa y amplia zona de picnic, bajo la sombre de los árboles. También está la posibilidad de hacer el sendero Werken, breve recorrido de 20 minutos que se interna a través del bosque para llegar a la ribera del río Pichillancahue, cuyas aguas cristalinas provienen del glaciar del mismo nombre. En el kilómetro 27,7 están las Termas El Rincón (www.termaselrincon.cl), inmersas en el bosque valdiviano. Cuenta con tinajas de ciprés y pozones naturales, terapias alternativas, cafetería y zona de picnic. Un kilómetro más hacia el sur se llega a las exclusivas Termas Geométricas (www.termasgeometricas.cl). Se trata de 20 pozones de piedra construidos en formas geométricas y conectados por pasarelas de madera, todo esto dentro de una quebrada rodeada de bosques nativos, desde donde afloran las aguas termales que abastecen los pozones. El lugar cuenta con camarines y un quincho techado que funciona como cafetería. En el kilómetro 31, en un sector conocido como Los Cajones, se encuentran las Termas Vergara (www.termasvergara.cl), que cuentan con seis piscinas (dos techadas y cuatro al aire libre), alojamiento, restaurante y servicio de excursiones. Bajando hacia el sur, el final de este tramo está en el kilómetro 45: el balneario lacustre de Coñaripe, en la ribera este del lago Calafquén, que está descrito en el próximo circuito de esta guía, Sietelagos. 7 - De Villarrica al lago Calafquén Este tramo está completamente pavimentado y es la alternativa más directa y sencilla para unir el Circuito Araucanía Lacustre con Sietelagos. Hay que salir desde Villarrica por la Av. Juan Antonio Ríos, que luego pasa a llamarse Ruta S-95-T. Justo después de pasar el puente Llao Llao y antes del aeródromo, sale un desvío que lleva hacia la localidad de Huincacara, por un camino de ripio, que se va haciendo cada vez más estrecho, y que conduce en unos 25 km hasta uno de los accesos menos conocidos del Parque Nacional Villarrica. De allí sale un sendero que lleva al mirador del glaciar Voipir del volcán Villarrica, aunque no existe ninguna señalética. Volviendo a la S-95-T, a ambos lados del camino, flanqueado por campos y bosques, se verán algunas fábricas de muebles y otros objetos hechos con madera nativa. En el kilómetro 20 desde el inicio sale un desvío hacia la izquierda que conducirá a la zona de Pino Huacho, donde se ofrecen actividades como canopy y trekking. El fin de este tramo es en la ciudad de Lican Ray, un desarrollado balneario a orillas del lago Calafquén, puerta de entrada al Circuito Sietelagos, que viene a continuación.