Tramos Sugeridos

Contenido

Tramos Sugeridos

Tramos Sugeridos 1 - A Termas de Malleco y Parque Nacional Tolhuaca, por Ruta R-755 Hacia el noreste de Curacautín, este primer recorrido permite descubrir una zona de salvaje y exuberante naturaleza, que todavía se siente como un secreto. Saliendo de Curacautín en dirección a Victoria, hay que girar a la derecha y tomar la ruta R-755, de ripio en buen estado. El camino se va metiendo en el valle y poco a poco se encajona. A la altura del km 33 se llega a las Termas de Malleco , que están emplazadas en un precioso cajón montañoso rodeado de araucarias, a orillas del río Dillo. El lugar, descubierto en 1898, cuenta con alojamiento, zonas de picnic y piscinas, pero sin duda lo más espectacular es su gruta termal, desde donde aflora un géiser a 86 grados Celsius. Un baño de vapor en un entorno inolvidable (www.termasmalleco.cl). Pasando las termas, en 8 kilómetros más está el acceso al Parque Nacional Tolhuaca, que protege 6.000 ha de bosques, lagunas, ríos y cascadas. A los pies del volcán del mismo nombre, se trata de un lugar poco visitado, perfecto para estar en silencio y contacto con la naturaleza, en un entorno que incluye bosques de raulí, coigüe, tepa y araucarias. También cobija a una interesante y valiosa diversidad de especies de anfibios y avifauna. La administración del parque está junto a la hermosa laguna Malleco, desde donde comienzan varios senderos interpretativos. Uno de los más visitados es el que va al Salto del Malleco, con 50 metros de caída. También hay otros que van al Salto de la Culebra y a la laguna Verde. Incluso hay un sendero inclusivo de 500 metros con acceso para sillas de ruedas que bordea la laguna Malleco. El parque cuenta con 25 sitios de camping, quinchos comunitarios, baños y agua caliente en horarios establecidos (Más información en Conaf Araucanía, tel. 45 / 229 8114). 2 - A Melipeuco y Cunco, por el Parque Nacional Conguillío, por Ruta R-925-S La gran atracción turística de la Araucanía Andina es el Parque Nacional Conguillío. En sus 60 mil ha se encuentra gran parte del patrimonio geológico y biológico del territorio. Uno de los accesos principales del parque es por laguna Captrén, que tiene una playa solitaria y flanqueada por bosques de gran belleza. Desde Curacautín, hay que tomar la ruta R-925-S, que está pavimentada en su primera parte. El camino pasa el puente sobre el río Trahuilco –donde está el balneario municipal del mismo nombre-, con piscina y camping, y luego pasa los puentes sobre el río Cautín y Colorado. En el kilómetro 23 aparece un desvío hacia el Sector Los Paraguas, pero en este tramo la idea es seguir hacia Captrén, bordeando el río. La portería está en el kilómetro 34 desde el inicio. Tras pasar la laguna Captrén, el camino comienza a atravesar el parque y tiene como siguiente hito al hermoso lago Conguillío (km 39), enmarcado por el volcán Sierra Nevada, cubierto de araucarias y bosques caducifolios, que en otoño adquieren espectaculares tonos amarillos, naranjos y rojos. Desde el lago comienza un sendero del mismo nombre, que permite explorar este lugar en unas 2:30 horas de ascenso. Otro sendero, llamado Los Carpinteros, de 7 km, conduce a la laguna Captrén. Ambos son imperdibles. Desde el lago Conguillío, además, las vistas hacia el volcán Llaima son inolvidables. Reconocible por su doble cono, este volcán ha tenido gran actividad (su última erupción fue en 2008), por lo que se le considera entre los más activos de Sudamérica. El siguiente gran hito en la ruta es el Cañadón del Truful Truful (km 59), secuencia volcánica de gran relevancia geológica, pues sus capas –muy visibles en el cañadón- registran más de 13 mil años de historia eruptiva del volcán Llaima. Un sitio único y de belleza espectacular, donde además se pueden apreciar los impresionantes efectos de la escoria volcánica, que formó una meseta de roca que fue atravesada por el río Truful Truful y generó un espectacular salto de agua, con unos 20 metros de caída. Hay un mirador para apreciar estas cascadas. El Cañadón del Truful Truful es parte esencial del llamado Geoparque Kütralcura, que agrupa 6 áreas protegidas en toda esta región. Tras pasar este sector se sale de los límites de parque Conguillío. En este punto se podría regresar por el mismo camino hacia Curacautín, o bien –como sugerimos en la descripción de esta guía- continuar al pueblo de Melipeuco, antiguo asentamiento de comunidades pehuenche que en los últimos años ha desarrollado una creciente oferta de servicios turísticos. Su ubicación es privilegiada, pues está al lado del Parque Conguillío, del paso fronterizo de Icalma y del acceso norte al volcán Sollipulli, que pertenece a la Reserva Nacional Villarrica (y donde existe un emprendimiento turístico privado que organiza diversas excursiones al cráter de este volcán). Tras salir del parque, el pavimento retorna precisamente en Melipeuco. Bajando hacia el este, la próxima escala está a 21,3 km: Villa García. Declarado Zona Típica en 2015, este pueblo destaca por su planificación urbana, que fue diseñada en 1960 por el religioso capuchino de origen suizo Bernabé Gutknecht. Él gestionó la concesión de un terreno de 70 ha con la intención de formar una comunidad agrícola autónoma, donde se emplazaron 24 viviendas con su respectivo galpón, una capilla declarada Monumento Nacional, escuela, internado y posta. Este trayecto sugerido termina en la pequeña ciudad de Cunco, que está a 11 km de Villa García. Fundada en 1918, hoy cuenta con servicios básicos como supermercado, bancos y bencineras, además de algunas tiendas de artesanía. En los últimos años, además, se ha desarrollado una incipiente oferta de turismo rural y étnico en los alrededores. 3 - A Malalcahuello, Lonquimay y Paso Pino Hachado, por Ruta CH-181 Este trayecto permite constatar el fuerte crecimiento turístico que ha experimentado la Araucanía Andina. La Ruta Internacional CH-181, que conduce todo el recorrido, está completamente pavimentada y tiene muy buena señalética. Además, en un tramo de unos 30 kilómetros, cobija una gran variedad de alojamientos y servicios turísticos, algunos de lujo, que son excelente base para explorar la región. Un primer hito en el camino –que está flanqueado por hermosos bosques nativos- está en el kilómetro 12. Desde el puente Manchuria comienza el camino de ripio que lleva a las termas Cañón del Blanco y que posteriormente conecta con el camino Curacautín-Conguillío, descrito en el tramo anterior (www.canondelblanco.cl). En el kilómetro 14 se encuentra el Salto del Indio, caída de agua de 35 metros. Luego, en el kilómetro 18 se encuentran las Termas de Manzanar, un tradicional hotel y centro termal remodelado, construido en la ribera del río Cautín (www.termasdemanzanar.cl). Inmediatamente después de las termas está la localidad de Manzanar, que tiene un valioso patrimonio ferroviario: allí se encuentra la Estación de Manzanar, una construcción de estilo alpino revestida en piedra laja que fue declarada Monumento Nacional. Manzanar también es el punto de inicio de la nueva ciclovía Manzanar-Malalcahuello, un trayecto de 12 km, de baja dificultad, que corre sobre el antiguo ramal ferroviario, con vistas al volcán Lonquimay. La experiencia está marcada por el cruce de dos antiguos túneles ferroviarios: “El Naranjito” y “Piedra Cortada”. La ciclovía termina en el poblado de Malalcahuello, específicamente en la antigua estación de trenes, hoy convertida en biblioteca. Pero volviendo a la carretera, tras pasar la localidad de Manzanar aparece un pequeño desvío hacia el Salto de la Princesa, otra caída de agua de unos 40 metros, junto a un centenario bosque de coigües. En el kilómetro 30 se llega a Malalcahuello, un pequeño pueblo fundado en 1953 con motivo del avance del ferrocarril y el camino a Argentina. Su nombre en pehuenche significa “corral de caballos”. Hoy, Malalcahuello es un pintoresco villorrio de montaña, con algunos servicios de alojamiento y alimentación, que sirve de base para hacer actividades como cabalgatas, cicloturismo, trekking y esquí en la aledaña Reserva Nacional Malalcahuello-Nalcas (ver tramo 4). La gran atracción del pueblo son las Termas de Malalcahuello, moderno centro ubicado en un terreno de 270 ha que cuenta con hotel de lujo, spa y una gran piscina cubierta de 1.300 m2 (www.malalcahuello.cl). Avanzando por la Ruta Internacional, en 9 km más se llega al impresionante Túnel Las Raíces, el más largo de Chile, con 4,5 km. Construido en 1939 para permitir el paso de un tren a Argentina, hoy es un túnel carretero que atraviesa la Cordillera Las Raíces y que debe su nombre a que antiguamente colgaban las raíces de árboles en su interior. Su construcción fue una gran epopeya que duró 10 años y costó la vida de muchas personas. En el kilómetro 34 aparece el desvió hacia Lonquimay, pueblo cordillerano bien urbanizado que también es base para recorrer la Reserva Nacional Malalcahuello-Nalcas (ver tramo 4). En la ciudad hay interesantes emprendimientos rurales a cargo de comunidades pehuenche que ofrecen actividades por la zona, como cabalgatas y trekking. Otro sello destacado de Lonquimay es su artesanía, en especial los trabajos hechos con en chuchín (picoyo), un producto que en su estado natural tiene la forma de un cono de madera y en su interior es de color ámbar rojizo. También confeccionan diversos tejidos de lana y productos de cuero, como monturas. Volviendo a la Ruta Internacional y subiendo hacia la frontera con Argentina, el paisaje se va haciendo más abierto, con vegetación de estepa alto andina. La siguiente escala de la ruta es la Reserva Nacional Alto Biobío, donde nace el río Biobío. Es un lugar solitario, sin instalaciones, que cuenta con algunos senderos de excursión, que regalan vistas a los volcanes Lonquimay, Tolhuaca y la particular meseta del cerro Batea Mahuida. El final de este trayecto es en el Paso Internacional Pino Hachado, que funciona durante todo el año (Más información en el tel. 2 / 229 48817; www.pasosfronterizos.gov.cl). La ruta también puede continuar hacia el lago Icalma, Melipeuco y el acceso sur al Parque Conguillío, ya siempre por camino de ripio. 4 - A la Reserva Nacional Malalcahuello-Nalcas y Lonquimay por cuesta Las Raíces Esta es una alternativa del trayecto anterior, que permite conocer otro de los grandes atractivos del circuito: la Reserva Nacional Malalcahuello-Nalcas, donde se encuentra el centro de esquí Corralco y el cráter Navidad. Después de pasar la localidad de Malalcahuello, y antes de llegar al Túnel Las Raíces, está indicado un desvío a la reserva, un área silvestre de 31.305 ha que protege ecosistemas volcánicos y bosques de araucarias, coigües y robles. La ruta principal conduce hasta las modernas instalaciones del centro de esquí Corralco, en las faldas del volcán Lonquimay (www.corralco.com). Un poco antes de llegar al centro sale un desvío a la derecha que se va acercando al cráter Navidad, que se formó tras una erupción el 25 de diciembre de 1988. Desde ahí parte un sendero hasta el cráter, de mediana dificultad técnica, pues tiene una parte con piedras volcánicas sueltas. Similar a los paisajes lunares, desde aquí es posible apreciar y dimensionar las huellas de una erupción volcánica reciente. La otra alternativa, en vez de llegar hasta Corralco, es continuar derecho hasta el kilómetro 4 y subir por la espectacular cuesta Las Raíces hacia Lonquimay. Se trata de un camino ripiado de gran belleza, repleto de araucarias milenarias. Un lugar silencioso y memorable, en un paisaje que se remonta a la época jurásica. En plena cuesta se encuentra el pequeño centro de esquí Geopark Los Arenales, que se enfoca mayormente en la práctica del snowboard. Cuenta con un refugio para 32 personas. Desde el centro, en un tramo de 8 km con espectaculares vistas del valle, se llega al pueblo de Lonquimay, el final de este tramo. 5 - Al lago Icalma, por cuesta La Fusta Esta es una alternativa espectacular para llegar al lago Icalma y Melipeuco, sin tener que seguir por la Ruta Internacional. Viniendo desde Malalcahuello y después de pasar el túnel Las Raíces, sale un desvío señalizado hacia la cuesta La Fusta, un serpenteante camino de ripio que se va metiendo entre las montañas y bosques de araucarias. En primavera, cuando todavía queda algo de nieve entre los árboles, el paisaje obligará a detenerse continuamente para las fotos. Avanzando por este camino se comienza a divisar la laguna Galletué. Esta laguna es solo accesible a través de predios de comunidades pehuenche: de hecho, hay un desvío que conduce al sector de Quinquén, donde la comunidad local desarrolló el proyecto Parque Quinquén, que junto con dar servicios y ofrecer actividades de etnoturismo, ha generado un modelo de explotación de recursos como el piñón (Más información en www.araucaniasinfronteras.cl). Si no se toma el desvío, el camino va bordeando la laguna Galletué por el sur hasta llegar a la lago y localidad de Icalma, un pequeño caserío donde se encuentra la aduana chilena del Paso Icalma, que conecta con Villa Pehuenia en Argentina (Más información en tel. 45 / 246 6554; www.pasosfronterizos.gov.cl). El lago tiene playas de arenas grises, con bosques de araucarias y ñirres. Hay algunas cabañas en arriendo y sitios privados para acampar. 6 - A Cunco, por Sector Los Paraguas y Cherquenco Este tramo es un tesoro de la geología, pues permite apreciar de cerca el impacto que han tenido las múltiples erupciones del volcán Llaima: la idea es flanquearlo por el poniente, siempre por camino de ripio. Atención: en invierno, cuando ocurren las grandes nevadas, este trayecto se suele cerrar al paso de vehículos. Hay que salir de Curacautín hacia el sur por la ruta R-925-S. Pasar Trahuilco y el puente sobre el río Cautín. En vez de seguir hacia la laguna Captrén, en el kilómetro 23 hay que tomar el desvío indicado hacia la Red Interlagos. Un kilómetro más adelante se llega al Mirador Llaima Escorial Captrén, que está ubicado sobre las lavas de la erupción de 1957. Es un impresionante flujo de lava de 12 km que descendió por el valle del río Captrén. Hoy se puede ver como musgos y líquenes han comenzado a poblar la roca volcánica. Hay un pequeño sendero que permite adentrarse al escorial por el costado. Transite únicamente por la huella demarcada. En el kilómetro 35 un letrero anuncia el Sector Los Paraguas del Parque Conguillío. 5 km más adelante un cruce a la derecha lleva a la localidad de Cherquenco. Hacia la izquierda conduce al centro de esquí Las Araucarias, que tiene tres refugios, una telesilla y tres andariveles de arrastre (www.skiaraucarias.cl). Volviendo al camino, en el kilómetro 52 sale otro desvío hacia la derecha que conduce al Centro de Esquí y Montaña Nevados de Vilcún (ex Refugio Llaima), que hoy funciona como centro de actividades de nieve, trekking y mountain bike en verano, orientado a un público más joven. Tiene una cafetería, arriendo de equipos, un pequeño andarivel y un refugio con 37 camas, para el que se debe llevar saco de dormir (www.nevadosdevilcun.com). El camino de retorno sigue hacia los sectores de Cherquenco y Vilcún, pero en vez de llegar hasta esas localidades, hay que doblar a la izquierda en el cruce y bajar más hacia el sur. El trayecto regala notables vistas hacia el Llaima. En el kilómetro 94 se empalma con el camino pavimentado, la Ruta S-61. A la derecha se llega a Cunco. A la izquierda se sube hasta Melipeuco.