Panguipulli

Panguipulli (en mapudungun: pangi pülli, ‘espíritu de pumas’) es una ciudad y comuna chilena ubicada en la Provincia de Valdivia, en la XIV Región de Los Ríos. Integra junto con las comunas de Futrono, Lago Ranco, Los Lagos, Paillaco, Río Bueno y La Unión. Posee una población de 34.539 habitantes (censo de 2017 oficial​) y una superficie de 3.332km². Limita con las comunas de Villarrica, Los Lagos, Lanco y Futrono, así como con la República Argentina. Panguipulli también es conocida como la "Comuna de los Siete Lagos", ya que en su territorio se encuentran los lagos Calafquén, Pullinque, Pellaifa, Neltume, Riñihue, Pirihueico y Panguipulli, en cuya ribera se encuentra el pueblo del mismo nombre, Panguipulli, cabecera de la comuna. Sus primeros habitantes conocidos fueron los mapuches quienes poblaron sus riberas. Si bien el pueblo de Panguipulli fue fundado oficialmente en el año 1946, se conocen registros escritos con su nombre desde 1776. El primer poblador del que se conoce su nombre fue Guillermo Angermeyer, quien habría llegado hacia 1885 al lugar. Posteriormente llegó a la ciudad una misión de sacerdotes capuchinos, quienes se establecieron en el lugar, generando por primera vez un asentamiento propiamente tal, construyendo escuelas, internados y una espléndida iglesia, construida en 1947 por obra del padre Bernabé de Lucerna. En la costanera se encuentra el monumento a los forjadores y fundadores de Panguipulli, obra del escultor Osvaldo Peña, que representa a: los capuchinos, los pioneros y los mapuches, en mancomunado homenaje a quienes fueron los habitantes originarios. Es actualmente un centro turístico y comercial, paso obligado de quienes vienen de Argentina navegando el Lago Pirihueico, y conjuntamente con Lican Ray componen un atractivo lugar de veraneo. En 1935 llega el camino enripiado y recién en 1954 su propio ramal de ferrocarril. El camino que bordea el Lago Panguipulli recién se terminó en el año 1983. Hoy existe una excelente conexión desde cualquier acceso a la ciudad. En Panguipulli conviven hoy descendientes de los primeros habitantes indígenas de la zona, algunos aún agrupados en comunidades, así como descendientes de chilenos venidos de otras partes del país y de algunos colonizadores alemanes. Panguipulli vivió su época de esplendor con el auge de la explotación maderera tras la construcción del ramal ferroviario, hoy ya no existente. Actualmente está viviendo un nuevo auge, debido al creciente turismo fomentado por su geografía y los centros turísticos de los alrededores como son Liquiñe, Coñaripe, Choshuenco, Neltume, Calafquén, Pirehueico y Puerto Fuy. El turismo actualmente es un actividad que toma un realce muy importante en el "Destino Sietelagos", marca con la cual la comuna de Panguipulli se posiciona en los mercados nacionales e internacionales. En los últimos 8 años se ha realizado un trabajo planificado y consensuado entre el sector público y privado, donde la Municipalidad de Panguipulli y el Programa Chile Emprende han sido actores relevantes para el desarrollo y fortalecimiento del turismo, sector productivo en el cual es posible encontrar productos pensados en las características de la demanda que visita la zona, donde destacan circuitos por sus siete lagos, la ruta termal, corredor turístico que se inicia en el balneario de Coñaripe y que finaliza en zona de Liquiñe, además donde es posible encontrar la mayor concentración de termas de Chile. También es posible encontrar actividades como rafting (principalmente en verano), se puede practicar piragüismo de río y travesía, existen pequeños emprendedores que tienen servicios de cabalgatas, comidas típicas, actividades de turismo rural, senderismo, productos étnicos, observación de flora y fauna, fotografía y nieve en el volcán Mocho-Choshuenco, donde lo más atractivo actualmente son las actividades de la Reserva biológica Huilo Huilo (acceso por la localidad de Neltume), pero se trabaja para mejorar las condiciones del sector del volcán Mocho-Choshuenco (acceso por la localidad de Choshuenco y Enco) para habilitar el acceso a la reserva Mocho Choshuenco, con la cual se potenciará el turismo de intereses especiales y turismo científico a través de una vía pública, lo cual hace la diferencia con el acceso de la reserva privada Huilo Huilo. También existe en el territorio de Panguipulli un turismo emergente de base comunitaria que se levanta en pos de la defensa del territorio en el que las propias comunidades mapuche ofrecen servicios turísticos basados en su cultura y cosmovisión para impregnar al turista de la urgente necesidad de proteger el patrimonio bio-cultural colectivo.